sábado, 11 de febrero de 2012

"EL TRUCO DEL ALMENDRUCO" VOL.6

Hola chic@s, hoy os traigo un nuevo uso del bastoncillo para los oídos. A parte de su uso obvio, también es muy utilizado en maquillaje, por ejemplo para corregir o limpiar cuando nos equivocamos o nos manchamos sin querer. Pues bien, yo por casualidad, aunque estoy segura que alguna de vosotras ya lo habéis descubierto, lo he utilizado como pincel difuminador, si si, para difuminar sombras o kajales.
Por ejemplo cuando te aplicas lápiz a ras de las pestañas superiores o inferiores y no quieres que quede la línea tan marcada, para que quede como una sombra, pues bien si no tienes a mano o no eres muy mañosa con un pincel difuminador, el bastoncillo es tu herramienta.
También la podemos utilizar cuando después de aplicar una sombra oscura para dar profundidad al ojo en la esquina exterior, queremos difuminar justo encima para que no quede tan marcada.
Y seguro, que vosotras encontraréis más usos de esta herramienta imprescindible en el tocador de cualquier fanático del makeup, jeje.
Besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario